Demencia y cambios que se producen

Demencia: definición y cambios que se producen en la persona enferma

¿Qué es la demencia?

Para comenzar, debemos explicar en rasgos generales, qué es la demencia y a qué nos referimos cuando hablamos de ella.

La demencia no es una enfermedad específica, si no, es un término general que describe una amplia variedad de síntomas relacionadas con la memoria y déficits cognitivos, motores y sociales, que producen cambios en la personalidad del sujeto. Estos cambios en la persona, son lo suficientemente graves como para reducir la capacidad de la misma, en la realización de sus actividades en la vida diaria.

La enfermedad de Alzheimer es la mayor causa de demencia que existe. Ocupa el 50% de demencias.

¿Cómo podemos distinguir entre envejecimiento normal y demencia?

En un envejecimiento normal, también existen problemas ocasionales para recordar nombres o palabras. Existen olvidos en un momento determinado, lo esperado para la edad. En un desarrollo normal del envejecimiento, hay una reducción en la agilidad mental y/o dificultad para mantener la atención cuando se realizan varias tareas al mismo tiempo. Pero, la gran diferencia entre un envejecimiento normal y una demencia, es que todos estos rasgos se convierten en un problema cuando afectan a la actividad o rutina diaria de la persona.

¿Qué causa demencia?

Algunas causas de demencia son las siguientes:

  • Lesiones cerebrales. Las lesiones en la cabeza repetidas aumentan el riesgo de demencia. Es el caso de los boxeadores. Esto se ve en boxeadores a largo plazo y luchadores. Esto se llama demencia pugilística.
  • Ciertas infecciones pueden afectar al cerebro que lleva a la demencia. Éstos incluyen infecciones como enfermedad del VIH o SIDA.
  • Alcoholismo prolongado en el tiempo.  
  • Niveles bajos o déficit de la Vitamina B12. Es importante para el metabolismo de proteínas. Ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre y al mantenimiento del sistema nervioso central

¿Qué cambios se producen en el enfermo de demencia?

Los cambios en el conducta del paciente es lo que más angustia a los familiares y cuidadores. Es lo que más difícil se hace a la hora de convivir con un enfermo de estas características.

  • Los síntomas o cambios conductualesse refieren a síntomas frecuentes que se reflejan en cambios en la forma de actuar del paciente. Se comportan de manera diferente o bien su personalidad ya no es la misma. Estos cambios aumentan y se acentúan a medida que avanza la enfermedad. Son un componente de la enfermedad, por tanto, el paciente no tiene control sobre ellos. En estadíos más avanzados de la enfermedad nos encontramos con más cambios conductuales: vagabundeo, preguntas repetitivas, desinhibición sexual, irritabilidad, comportamiento agresivo, incontinencia urinaria, etc.
  • Y, cuando hablamos de síntomas psiquiátricos, nos referimos a las manifestaciones psiquiátricas que resultan de la demencia, como son: depresión, manías, alucinaciones, ideas delirantes, falsos reconocimientos, trastorno del sueño.

Y, para concluir…

Es cierto que esta enfermedad es muy complicada de entender y de llevar, tanto para el enfermo como para la gente que tiene alrededor. Es importante que la cuidadora se forme sobre este tema, para que, al ver los cambios que se producen de la enfermedad, pueda reconocerlos rápidamente y actuar en consecuencia. Además, es importante, adaptar el domicilio en función de la discapacidad de la persona a la que se cuida, tratando de evitar posibles accidentes domésticos que agravarían la situación.

Piensa qué puedes hacer parar prevenir una caída, para evitar una fuga, etc. Formarse en Riesgos Laborales en el Hogar, es de máxima importancia para el cuidado de personas dependientes.

comparte esta entrada